Como enfrentarse a un despido

Posted on

Casi nunca estamos preparados cuando se nos llama al despacho de nuestro superior jerárquico y se nos presenta delante una carta de despido. Sin embargo, es preciso tener en cuenta una serie de consejos prácticos que eviten que hagamos algo de lo que luego podamos arrepentirnos.


Lo primero que tenemos que ser conscientes es que de nada sirve que nos neguemos a firmar la carta de despido, nuestro jefe llamará a dos empleados de la empresa que firmarán como testigos de que nos ha sido notificada dicha carta.

Igualmente importante es, por elemental que parezca, que debemos exigir en todo momento que se nos dé copia de todo lo que firmamos ya que si no, luego nos va a costar mucho poder defender debidamente nuestros derechos.

Lo siguiente a tener en cuenta es que, ante cualquier duda, debemos de firmar, poner la fecha junto a la firma (a veces nos presentan cartas de despido fechadas días antes) y en mayúsculas, escribir la leyenda “NO CONFORME”.

Es interesante, al recibir la carta, que nos fijemos bien en que clase de despido se nos está presentando. Si la empresa nos está imputando a nosotros personalmente una conducta o comportamiento indebido, estamos ante un despido disciplinario. Si, por el contrario, lo que alega son problemas de la empresa de índole productivo, económico u
organizativo, estaremos ante un despido por causas objetivas.

La principal diferencia entre ambos despidos es que el despido disciplinario no conlleva indemnización alguna para el trabajador y hay que tener cuidado con aceptar la que nos ofrezcan ya que podría ser interpretado como un aquietamiento del trabajador al despido practicado por la empresa. El despido objetivo por el contrario, da derecho a recibir en el propio acto del despido una indemnización de 20 días por año trabajado y hasta 12 mensualidades y el hecho de cogerla no supone ni mucho menos que el trabajador reconozca la procedencia del despido.

Junto con la carta del despido puede que nos presenten el finiquito en este caso es fundamental comprobar que la cantidad que figura en el mismo como recibida es la misma que realmente se recibe y, no obstante, es igualmente recomendable añadir la coletilla “NO CONFORME”.

Es preciso advertir que el plazo que tenemos para demandar es muy corto: solamente 20 días hábiles, por lo que es muy recomendable contactar cuanto antes con un abogado para que éste pueda comprobar las posibilidades que tiene de prosperar una demanda contra la empresa por despido.

Para más información puede escribir un comentario o ponerse en contacto con nosotros en el link abogados especialistas en despido, donde estaremos encantados de poder atenderle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s